El crecimiento industrial y económico en el Reino Unido durante su “Revolución Industrial” fue tan grande que los encontró bastante limitados en infraestructura por aquellos años 1700 – 1800. Las materias primas llegaban desde África en groseras cantidades y alimentaban desmedidamente a las fabricas con más materiales de los que podían realmente procesar.

El transporte de estos materiales fue originalmente un problema que tuvo que ser resuelto sobre la marcha. Las acciones comerciales se acrecentaban con las colonias repartidas a lo largo y ancho del globo, pero particularmente con la venta de esclavos africanos en Asia y América por lo que había que actuar rápido.

Para resolver el problema de movilidad de materias primas tales como el carbón, se desarrolló una red de canales internos navegables, copiando los modelos de los canales de Aragón en España. En estos canales navegaban largas barcazas que transportaban grandes cantidades de materias primas. Eran empujados por caballos que caminaban a lo largo de la margen de los canales que tiraban con cuerdas a estos botes, los llamaron “The Inland Waterway Network”, “La Red Interna de Caminos de Agua”.

Se tardaba mucho en realizar las excavaciones para estos canales, el proceso de canalización era muy largo y la red no tenía alcance a la totalidad del Reino debido a las complicaciones geográficas que ofrecía el terreno. En paralelo se buscó una alternativa más dinámica y con mayor capacidad de transporte dando lugar a los ferrocarriles.

Las empresas ferroviarias, normalmente manejadas por mafias sindicales, comenzaron a destruir los canales tal como Bill Gates intento destruir otras empresas para eliminar la competencia de Windows. Por esos años no había leyes antimonopolio por lo cual tuvieron vía libre y así impusieron los trenes por sobre los canales, por suerte para los pobres caballos.

Luego de la segunda guerra mundial, más cerca de los años 60’s la gente comenzó a utilizar los canales por divertimento, por placer y hasta para vivir. Decoraron los botes anteriormente utilizados para el transporte transformándolos en pequeñas casas. Hoy en día hay más botes navegando estas aguan como nunca antes hubo, el turismo generado alrededor de obsoletos canales le ha dado un marco increíblemente pintoresco a pueblos rurales que habían quedado perdidos en el tiempo.

CleoTaba se subió a una de estas embarcaciones y se fue a recorrer “The Midlands” Inglesas. Conocimos a Matt, Russ y Alison que nos invitaron, a cambio de vino Argentino, a transitar estas aguas con ellos, TODOS A BORDO.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=nGZZbh-N5JI[/embedyt]