Definitivamente ha sido una de las mas excitantes experiencias del viaje hasta el momento. Es llamada la isla de los dioses y realmente tiene bien ganado ese apodo. Llegamos a Indonesia, mas precisamente a la isla de Bali durante época de lluvias, pero eso no nos detuvo y nos metimos de lleno en la cultura Hinduísta/Budista.

Nuestra visita, “Nuestra Primera Vez en Bali” coincidió con la llegada del Nyepi, el año nuevo Balinés. Una celebración única en el mundo, donde la música, la comida y sus rituales son algo que debes ver en vida. Rodeados de cantos, color, gente increíble que te sonríe a cada paso y que te reciben como si fuera tu casa. Nos mezclamos entre la gente, entre los locales. Tratamos de vivir la previa a este ritual lo mas cerca posible de sus raíces, sus tradiciones.

Bali nos sorprendió por bien, nos dio energías para seguir, nos hizo sentir una diferencia cultural obvia entre dos tradiciones completamente diferentes. Pudimos adaptarnos a ellos y ellos a nosotros y nos permitieron ser parte de este festival sin importarles nuestras creencias. Nos aceptaron y fuimos parte de algo que nunca vamos a olvidar.